RSS

Plan de Rehabilitación para la cantera de Güímar

15 Mar

 

El expresidente de la patronal tinerfeña de la construcción, propone cumplir la condena que le fue impuesta por comisión de un delito ecológico,  restaurando el entorno natural que se vió afectado como consecuencia de una explotación ilegal de una de las canteras de áridos de Güímar; su propuesta pasa por rehabilitar el agujero provocado en la misma.

El proyecto planteado por Antonio Plasencia, consiste en invertir casi cinco millones de euros, que se destinarían fundamentalmente a rellenar el agujero existente y crear una balsa o plantación de más de 2.000 olivos en el hueco restante. A estas medidas principales, agrega otras secundarias tales como la rehabilitación de los servicios e instalaciones anejas a la explotación, consistentes en desmantelar las estructuras de hormigón que en su momento soportaron los molinos y elementos auxiliares para llevar a cabo la actividad minera entre otros trabajos.

En todo caso será la Administración competente, la que debe someter a debate el citado planteamiento, y decidir si aceptan o no la propuesta planteada. En este caso concreto corresponde al Gobierno de Canarias al Cabildo de Tenerife y al propio Ayuntamiento ponerse de acuerdo y valorar la propuesta, que a priori está muy lejos de alcanzar las cifras contenidas en el informe pericial utilizado  en su día por el Fiscal Provincial, que estimaba en cincuenta millones de euros el importe necesario para regenera el entorno dañado.

Como garantía de la correcta ejecución, Antonio Plasencia, informa de que se establecerá un aval bancario ante la Consejería de Industria del Gobierno de Canarias por el importe del coste de la restauración planteada. A esa importe habría que añadirle el coste de las medidas de seguridad y salud, los costes que supongan las acciones destinadas a mitigar la contaminación atmosférica provocada por los trabajos realizados y una partida para gastos generales.

Cabe recordar que tanto el expresidentes como los otros dos areneros condenados por la Sección Segunda de la Audiencia Provincia, Pedro Sicilia y José Enrique Morales,   asumieron a principios de año su culpabilidad en la comisión del delito ecológico imputado. Además de la pena de prisión impuesta no efectiva al no tener antecedentes penales se le añadió la obligación de arreglar el daño ecológico causado.

Hasta la fecha Antonio Plasencia, ha sido el único de los tres condenados que ha propuesto un proyecto destinado a reparar el daño causado.

 

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados.